¿Qué fue el efecto Y2K?

¿Qué fue el efecto Y2K?

A estas alturas del milenio, el efecto Y2K suena más a mito y a un hoax que a realidad, pues no hubo una catástrofe mundial ni local que diera la razón o justificara el escándalo que se creó en torno a este efecto.

También conocido como efecto 2000, problema del año 2000, problema informático del año 2000 o error del milenio. Realmente el efecto Y2K, ocasionado por el cambio de siglo, fue llamado de ese modo debido a sus siglas Y: year o año, 2: dos y K: kilo o 1.000, y surgió de un detalle que los programadores pasaron por alto y que amenazó con generar un caos a nivel mundial.

Origen del efecto Y2K

Este bug o error del milenio tuvo su origen en la programación de las fechas de todos los sistemas informáticos, pues en las décadas de los 60 y 70, cuando se hicieron los primeros programas de informática, la intención de todos los programadores era el ahorro de memoria. En ese interés por preservar espacio surgió el hecho de usar solamente los dos últimos dígitos para registrar los años.

Así, se usaban dos dígitos para señalar el día, dos dígitos para el mes y otros dos para el año, De esta forma, los sistemas “asumían” que el año era del siglo XX, es decir, 1900. El problema entonces se presentaría al comenzar el año 2000, pues para todos ordenadores, ese 00 estaría referido al año 1900, lo que significaba que todos los sistemas de computación se trasladarían cien años al pasado.

Origen del efecto 2000

Ya en el año 1998, las alertas sobre este peligro se dispararon, y comenzaron a publicarse en los diferentes medios de comunicación las declaraciones de expertos que presagiaban y de alguna manera certificaban lo que posiblemente ocurriría en el primer segundo del nuevo milenio.

Uno de los anuncios más comunes es el que alertaba que el efecto Y2K afectaría el funcionamiento de los ascensores, que en los aeropuertos los aviones no tendrían conexión con la torre de control o que tuvieran que quedarse en tierra, que los cajeros automáticos estarían desconfigurados.

Pero, además, se alertó que el efecto Y2K originaría problemas graves, casi imposibles de resolver, en los sistemas de comunicaciones, en las redes eléctricas, y, en general, en el sistema económico. Es decir, todo lo que estaba automatizado y controlado por los ordenadores tendría problemas, de manera que si esos equipos no tenían cómo reconocer el año 2000 en sus programaciones, las consecuencias serían nefastas.

Asumir el problema antes de que llegara el nuevo milenio

Para ese momento existían en el mundo alrededor de 1.000 millones de microprocesadores que consideraban la fecha y la hora para realizar sus funciones, las consecuencias del efecto Y2K tomaba enormes proporciones, y se alertaba que, de no hacerse los ajustes respectivos, el impacto del cambio de milenio podría presentarse en una cantidad de bases de datos, como en los sistemas de pensiones, hospitales, bancos, teléfonos, etc.

Efecto Y2K

Los países optaron por invertir en la actualización de equipos y software con la intención de evitar los posibles problemas que tendría el efecto Y2K. Se calcula que lo que se invirtió a nivel global en evitar el efecto Y2K superó con creces las posibles pérdidas que pudo generar el error del milenio. De acuerdo con algunos medios, se invirtieron más de 200 millones de dólares en cambios y actualizaciones, frente a más de 165 millones que fueron los cálculos de las posibles pérdidas. Esto produjo que al llegar el 1 de enero del nuevo milenio, y nada de lo vaticinado ocurrió, las críticas se extendieran e incrementaran.

Un peligro real pero remediable

Martyn Thomas, ingeniero de software y consultor independiente británico, explicó en una conferencia sobre el efecto 2000 y los riesgos que implicaba, y detalló los problemas principales, específicamente en:

  • Relojes en PCs y software para ordenadores que no podían “marcar” la hora correctamente y pasar de 1999 a 2000.
  • Relojes en Controladores Programables Lógicos, (PLCs), empleados en los sectores industriales que tendrían dificultad para avanzar de un año al otro.
  • Por ser un año bisiesto, el 2000 sería ignorado.
  • Las fechas especiales, como 99 y 00, serían utilizadas como trampas de programación para los últimos datos guardados en un archivo.
Qué es el efecto 2000

Para algunos, toda la inversión y el trabajo que se hicieron para evitar el efecto Y2K significaron que se evitara la crisis, e hicieron que transcurriera un 1 de enero como otro día de un año nuevo cualquiera, y, a pesar de que ocurrieron algunas fallas relacionadas con el efecto 2000, como los apagones en reactores nucleares, estas fueron solucionadas inmediatamente.

Fallos relacionados con el Efecto Y2K

Bien sea de forma aislada o relacionada directamente con el efecto Y2K, lo cierto del caso es que en varios puntos del mundo ocurrieron hechos curiosos, como, por ejemplo:

Fallos relacionados con el Efecto Y2K
  • En Australia, todas las máquinas que validaban boletos de autobús en dos estados no funcionaron.
  • El observatorio naval de Estados Unidos, donde está el reloj principal que marca el tiempo oficial del país, tuvo una interferencia en su página web, y debido a un error de programación, divulgó que la fecha era 1 de enero de 1910.
  • En Delaware 150 máquinas tragamonedas en las pistas de carreras no funcionaron.
  • Algunas transacciones de tarjetas de crédito en el Reino Unido fueron rechazadas.
  • Un computador de la biblioteca de una escuela primaria en Pennsylvania, cobró a los estudiantes una multa excesiva por tener libros prestados durante 100 años.
  • La red de comunicaciones móviles de NTT de Japón, el operador de telefonía móvil más grande de ese país, informó que el 1 de enero de 2000 algunos modelos de teléfonos móviles eliminaron los mensajes nuevos recibidos cuando colapsó la memoria.
  • Telecom Italia envió a sus suscriptores los dos primeros meses de cuentas fechados con enero de 1900.
  • Algunos parquímetros en España no admitieron los tickets de los coches aparcados antes de la medianoche.
  • En varias páginas web del mundo, con hora y fecha, se registraba la hora incorrectamente y la fecha aparecía 1 de enero de 1900 o 1910.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.