La seguridad y la inteligencia artificial, ¿es factible?

La seguridad y la inteligencia artificial, ¿es factible?

En esta era, la tecnología avanza con cada hora que pasa y estos avances se hacen presentes en todas las áreas, ya sea la medicina, la informática, la industria automotriz, la arquitectura, la ingeniería o la seguridad.

Hoy en día son varias las profesiones que se respaldan o buscan apoyo en la tecnología; esto con el fin de facilitar ciertas tareas específicas, y también para aumentar el rendimiento del personal humano. La mejor ejemplificación de esto es la implementación de la tecnología artificial en varios campos profesionales. Pero la relación entre la seguridad y la inteligencia artificial es algo que causa mucha controversia.

Uso de la inteligencia artificial

La integración de la seguridad y la inteligencia artificial es apenas uno de los usos que se le ha dado a esta tecnología. La inteligencia artificial ha sido utilizada principalmente como un asistente para tareas determinadas, como:

  • Reconocimiento de imágenes: analizan las imágenes para luego clasificarlas de manera automática.
  • Motores de búsqueda electrónicos: según las palabras buscadas, filtran la información para dar resultados más precisos a las personas.
  • Asistentes de manejo (vehículos autónomos): es una manera de garantizar la seguridad de los pasajeros de un auto; la gran mayoría de los accidentes al volante ocurren por errores humanos. No puede ser usada sin supervisión humana.
  • Diagnóstico de condiciones médicas: reconocen patrones en el cuerpo humano con facilidad, llegando a un diagnóstico más rápido, y a veces, más claro.

Todo esto es posible gracias al machine learning, un entrenamiento previo, en el cual se le enseña a la inteligencia artificial a detectar ciertos patrones con el uso de algoritmos, que dispara sus comandos de acción.

Uso de la IA

Después del machine learning existe el deep learning, que trata de varias capas de conocimientos y análisis para lograr una inteligencia artificial más compleja. Tanto el machine learning como el deep learning le brindan a la inteligencia artificial la capacidad de pensar, analizar y actuar.

Por esto mismo es viable el trabajo en conjunto de la seguridad y la inteligencia artificial, porque los comportamientos fuera de lo común pondrán el alerta al sistema de inteligencia artificial, y esta será capaz de tomar acciones para prevenir cualquier daño.

La seguridad y la inteligencia artificial en dispositivos móviles

Las personas alrededor del mundo utilizan su smartphone como agenda personal, como método para mantenerse en contacto con sus amigos, para utilizar sus redes sociales, para mantener el control de sus cuentas bancarias y demás razones.

En dispositivos móviles

Esto significa que los dispositivos inteligentes manejan una gran cantidad de información y de datos muy importantes, por lo que garantizar la seguridad de los mismos es fundamental. La relación de la seguridad y la inteligencia artificial ha permitido desarrollar nuevos mecanismos de desbloqueo para los dispositivos móviles que son más seguros, cómo el escaneo de las huellas dactilares o el reconocimiento facial.

La seguridad y la inteligencia artificial en la nube

Cuando las personas deciden utilizar la nube de datos para guardar sus imágenes, archivos e información en general, lo hacen confiando en la seguridad y la inteligencia artificial que la administra. La inteligencia artificial en la nube es capaz de analizar los archivos subidos en busca de virus, y si llega a detectar algún malware, lo manda directo al antivirus, protegiendo a los archivos ya subidos de contaminarse con virus.

La seguridad y la inteligencia artificial en la nube

La seguridad y la inteligencia artificial en los dispositivos domésticos

Los hogares se llenan cada vez con más dispositivos conectados a Internet, y estos dispositivos recogen información de la familia a lo largo de los días. La relación de la seguridad y la inteligencia artificial funciona de la siguiente manera en este caso: la inteligencia artificial la almacena y cumple con los comandos que se le hagan a los dispositivos, y a su vez la protege a los datos ante cualquier amenaza de hackeo o vulneración.

La seguridad y la AI en los dispositivos domésticos

La seguridad y la inteligencia artificial en sitios web

Uno de los más efectivos usos de la seguridad y  la inteligencia artificial es en la protección de los sitios de Internet; la seguridad y la inteligencia artificial trabajan juntas para la gestión de riesgos.

La seguridad y la inteligencia artificial en sitios web

Los sitios web están para prestar servicios o informar a los usuarios de un sinfín de cosas. Y la inteligencia artificial siempre analiza el comportamiento de los usuarios durante su tiempo de navegación, estableciendo una especie de patrón.

De este modo, un comportamiento extraño pondrá a la IA en alerta y podrá detectar a los posibles hackers que intenten vulnerar el sitio. Esta aplicación tiene mucho potencial, pues no solo sirve para los sitios web, sino para los sistemas tecnológicos de información; es una de las alternativas para que los sistemas se defiendan por su cuenta.

Envolvimiento de la seguridad y la IA

Todas y cada una de las más grandes, conocidas e importantes empresas tecnológicas del mundo están dispuestas a invertir grandes cantidades de dinero en la seguridad informática, ya que en sus manos se encuentra la información personal de millones de usuarios.

Enlazar la seguridad y la inteligencia artificial no solo es una manera de resguardar datos con mayor protección, sino que también demuestra los alcances de la inteligencia artificial cuando se aplica a fondo en un área en específico.

Decir que mezclar la seguridad y la inteligencia artificial no es factible es negarse al avance de la tecnología y a sus aplicaciones. Es cierto que hay muchas dudas en cuanto a la fiabilidad de la seguridad y la inteligencia artificial, porque los fallos tecnológicos existen y la pérdida o filtración de información son acontecimientos bastante comunes.

Pero la inteligencia artificial aprende de sus fallas, analiza los resultados erróneos y toma medidas para no dejar que ocurran de nuevo. Hay que tener en cuenta que esto es apenas el comienzo de la inteligencia artificial, y todavía queda mucho camino por explorar y muchas formas de sacarle provecho a esta herramienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.