Formatear un disco duro externo en Mac

Cómo formatear un disco duro externo en Mac

Formatear un disco duro puede sonar como algo muy sencillo. Sin embargo, cuando se es un novato con un sistema operativo, tal como sucede en muchos casos con Mac, lo que en Windows era sencillo de realizar, por ejemplo, ahora resulta difícil porque todo ha sido cambiado de lugar.

Por esa razón es importante disponer de guías que indiquen cómo formatear un disco duro externo en Mac. Ahora bien, formatear un disco duro tampoco es una acción cotidiana. Es común, sí, pero las personas no formatean sus discos duros o memorias sin una buena razón.

Es importante tener claro cuál es la razón de formatear el disco duro externo. Este es un punto clave para realizar el procedimiento de forma correcta, acorde con las necesidades que presentes. Una vez aclarado esto acompáñanos a descubrir como formatear desde Mac y no morir en el intento.

Lo básico: implicaciones y previsiones

Empecemos con una acotación de sentido común. Algo fundamental y que muchas veces es pasado por alto, son las implicaciones de formatear (borrar) todos los datos contenidos en una memoria, pendrive o disco duro externo.

La verdad es que formatear implica eliminar para siempre los datos contenidos en estas unidades. Es decir, adiós a todo lo que allí se encontraba se traten de archivos desechables o documentos, imágenes, trabajos de gran valor laboral, académico o personal.

Por esa razón es importante tomar las previsiones necesarias. Antes de formatear un disco duro externo se recomienda a los usuarios rescatar en otra unidad todos aquellos elementos que no desea perder. Este es el paso ‘0’ que debes seguir antes de iniciar el procedimiento.

Ventajas de formatear un disco duro externo en Mac

¿Para qué formatear?

Ahora bien, lo primero que debes hacer es responder esta pregunta. Sí, suena tediosa pero es indispensable. Toma en cuenta que no valen respuestas como ‘porque sí’. Para responder correctamente debes preguntarte ¿qué quiero hacer con la unidad una vez que esté formateada?

Las respuestas pueden ser muy variadas. Por ejemplo, podrías responder que deseas utilizar el disco duro en un formato compatible con Windows o no, que deseas mantenerlo solo apto para mac Os. Incluso podrías responder que deseas que sea útil tanto para Mac como para Windows.

Sea cual sea el caso debes tenerlo claro para que después la unidad funcione como deseas. Por supuesto, tal como verás más adelante, equivocarte en este punto no es algo irreversible porque siempre puedes formatear de nuevo hasta obtener la configuración adaptada a tus intereses

Tipos de formato

En Mac existen varios tipos de formato. Cada uno de ellos es adecuado para determinados fines como los anteriormente mencionados. Por ejemplo, si deseas que tu unidad sea apta tanto para Windows como para macOS, es decir, que funcione como unidad de almacenamiento, puede usar ExFAT.

En caso contrario, si deseas utilizar la unidad solo para Mac, puedes utilizar tanto MacOs Plus (el cual es el mismo sistema de archivos HFS+) como AFPS. Estos permiten introducir una instancia para arrancar desde macOs.

También existe el formato FAT y FAT32 el cual no es tan avanzado como los otros. Más adelante podrás leer las razones por las cuales no se recomienda su uso y porque son preferibles las alternativas de ExFat, AFPS y MacOs Plus.

Procedimiento

Vayamos al meollo del asunto. Esta es la parte más sencilla al momento de formatear un disco duro externo en Mac. Primero debes ubicarte en el Directorio de Aplicaciones. Una vez allí debes buscar la carpeta utilidades y dentro de ella darle clic a la app Utilidad de Discos.

Una vez que has hecho esto aparecerá en tu pantalla un recuadro y en una de las barras laterales aparecerán las unidades externas que estén conectadas en tu ordenador. Para formatear el disco duro externo tan solo debes seleccionar la unidad deseada y presionar borrar.

Inmediatamente aparecerá un pequeño cuadro de texto. Te preguntara: ¿Borrar “Nombre de la unidad”? y en ese punto será donde podrás seleccionar el tipo de formato acorde a lo que quieras hacer posteriormente con el disco duro. El procedimiento puede resumirse en los siguientes puntos:

  1. Ubicarse en el Directorio de Aplicaciones
  2. Seleccionar la carpeta Utilidades
  3. Abrir la App Utilidad de Discos
  4. Seleccionar la unidad a formatear en la barra lateral
  5. Hacer clic en borrar y configurar las opciones de formateo

Inconvenientes con el formato FAT y FAT32

Mencionamos más arriba que el formato FAT y FAT32 no son tan modernos. Eso implica que genere ciertos inconvenientes que los otros tipos de formato no suscitan. Por ejemplo, cuando se formatea a partir de estas modalidades los equipos tienen problemas al recibir archivos mayores a 4 gb.

Por esa razón, para evitar esos problemas, los expertos sugieren utilizar los otros formatos (ExFat, AFPS, MacOs Plus). Esto no significa que el formato FAT y FAT32 sean inútiles, no. De hecho, sí funcionan y son compatibles con Mac y Windows, pero con las limitaciones ya expresadas.

Incluso, muchas veces dichas “limitaciones” no representan un verdadero problema. Se trata de una acotación sutil que puede llegar a ser importante en algunos casos muy concretos.

¿Te has equivocado de formato?

Después de guardar tus archivos (no lo olvides) y formatear aún se puede incurrir en errores. Por ejemplo, podrías terminar formateando la unidad con AFPS cuando necesitabas utilizarla con un sistema operativo Windows. En esos casos no tienes de qué preocuparte.

De hecho, puedes equivocarte cuantas veces lo desees. Si te equivocas tan solo tienes que repetir el procedimiento y configurar la opción de borrar con los parámetros correctos. El único problema es previo a este proceso que consiste en no realizar un respaldo antes de borrarlo todo.Si sigues las indicaciones al pie de la letra no tendrás problemas. Esta guía breve y concisa puede servirte para llevar a cabo el formateo de un disco duro desde Mac incluso si apenas te estas iniciando con ese dispositivo. Con el tiempo podrás dominar mucho mejor dicho Sistema Operativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.