nuevo Samsung Galaxy Note 10 y Note 10+

Así es el nuevo Samsung Galaxy Note 10 y Note 10+

Samsung ha aprovechado en su evento Samsung Unpacking para presentar no uno, sino dos nuevos modelos de la línea Note. Es algo a lo que nos tiene acostumbrados con los modelos Galaxy S. No así en los Note, que es la primera vez que tiene una doble puesta de largo.

Se trata de los nuevos Samsung Galaxy Note 10 y 10+, dos dispositivos que se diferencian, principalmente, en el tamaño. Si bien el Note 10 cuenta con una pantalla de 6,3 pulgadas, en el caso del 10+, llegaríamos hasta las 6,8. Es decir: un aparato bastante grande.

Contenidos

Las buenas noticias

En las notas más positivas destaca el apartado de vídeo. Además de poder aplicar el desenfoque de fondo, esto es: el conocido efecto bokeh que ya conocemos de las fotografías, cabe mencionar la nueva función de “zoom de audio”. Se trata de un nuevo sistema en el que podremos hacer zoom en la grabación del vídeo para escuchar con mayor nitidez el sonido de esa zona. Eliminaría los ruidos adyacentes, por lo que se trata de una funcionalidad que podría dar mucho de sí.

También contamos con la función Samsung DeX, la novedad que mejor acogida ha tenido por los expertos. Consiste en una conectividad fluida con PC o portátil basado en Windows o MacOS para poder gestionar aplicaciones del teléfono desde el escritorio del ordenador.

Samsung Galaxy Note 10

Además, será posible enviar ficheros de un dispositivo a otro de forma rápida gracias a la herramienta “Tu teléfono”, que podrás instalar en tu Galaxy Note 10 y 10+. De hecho, será una función exclusiva para los Note 10. Al menos, por el momento.

La carga rápida de 45W es otro de los puntos fuertes, algo que solo estará disponible para la versión Note 10+. No dista tanto de los 50W que tanto maravillaron con la tecnología Super VOOC de OPPO. Por tanto, Samsung también va a la cabeza en este aspecto.

Como ya hemos dicho, la principal diferencia entre ambos modelos estaría en su tamaño. Y es que el Note 10 es mucho más manejable gracias a esas 6,3 pulgadas de pantalla. Y es que, por primera vez, Samsung se ha atrevido a disminuir una característica que siempre ha ido en aumento. Las 6,8 pulgadas del Note 10+ puede llegar a ser útil según en qué funciones, especialmente en el uso del S Pen. Aunque pensamos que, con el tamaño reducido de su hermano menor, será más que suficiente.

Echa un vistazo al nuevo portátil Samsung Book S vs MacBook Air.

Otro de los aspectos en los que Samsung se ha puesto las pilas –moderadamente- es en el entorno gaming. Entre otras cosas, gracias a tecnología Play Galaxy Link, con la que podremos enviar por streaming juegos desde nuestro PC o portátil. Recuerda mucho al sistema Steam Link Anywhere.

Más novedades para el S Pen. Además de las clásicas funcionalidades por las que destaca la línea Note de Samsung, ahora se podrá utilizar como mando a distancia. Estaría pensado para grabación y reproducción de vídeo, así como a la hora de realizar fotos de forma remota. Dicho esto, no parece que vaya a ser una funcionalidad muy usada, aunque puede que sea pronto para hablar.

La desaparición del botón Bixby sería el último de los éxitos de los Note 10 y 10+. Una funcionalidad que no parecía tener mucho sentido. Sobre todo porque Samsung no permitía asociarlo a ninguna otra función.

Samsung Galaxy Note 10 +

Las malas noticias

Pero no es todo de color de rosa en los Samsung Galaxy Note 10 y 10+. Para empezar, el gigante coreano prescindirá, como ya hemos visto en el mercado, de la conexión minijack. Por lo que todo apunta a que Samsung, al igual que Apple, apostará por unos auriculares inalámbricos propios.

Por otra parte, aunque el Note 10 y 10+ apuestan por una calidad de vídeo y reproducción sobresalientes, no lo hace así con la tasa de refresco. Esta resulta del todo estándar –en el peor sentido de la palabra-, pues ya hemos visto otras alternativas con una tasa de refresco que llega hasta los 90Hz. Samsung tuvo la oportunidad de sumarse al carro con estos nuevos modelos, pero, por alguna razón, ha preferido no hacerlo.

En cuanto al procesador, Samsung mantiene el Snapdragon 855. No es que sea una mala opción, pero, simplemente, las hay mejores. Por ejemplo, el Snapdragon 855 Plus.

Además, los Note 10 y 10+ no serán compatibles con las gafas RV (Realidad Virtual) de la propia marca. Una decepción a todas luces. Especialmente porque Samsung lleva sin actualizar las gafas desde el año 2017, lo que invita a pensar que no será una de sus principales apuestas en el futuro.

Aunque para decepción, la memoria del Galaxy Note 10. Aunque cuenta con una capacidad respetable, no podremos ampliarla por medio de una tarjeta micro SD. La compañía dice que han tenido que sacrificar esa capacidad para que la batería tuviese más espacio para su rendimiento. En cualquier caso, se trata de una medida bastante impopular.

También te puede interesar leer sobre el Sambung Galaxy Fold, el smartphone plegable de la compañia coreana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.