Cómo operar con criptomonedas

Cómo operar con criptomonedas: lo que tienes que saber

Las criptomonedas representan el cambio más grande y radical ocurrido en los últimos años del mundo económico; la gran mayoría de los expertos en finanzas se sorprendieron por este hecho, ya que no lo vieron llegar, o al menos no de manera tan rápida.

A pesar de que las criptodivisas han estado presentes desde finales de la década pasada, apenas en 2016 fue que comenzaron a cobrar importancia gracias a los registros del Bitcoin, alcanzando sus picos más altos a finales del 2017, donde sobrepasó la marca de US $17,000.00. Diecisiete mil dólares por algo que a principios del año 2010 tenía un valor de 10 centavos.

Esto ha llamado la atención de muchísimas personas, ha despertado su interés en las criptomonedas y las ganas de invertir en ellas. Ganar dinero a través de criptoactivos es una posibilidad, con páginas como Bitcoins Code con sus propuestas llamativas y lucrativas.

Sin embargo, a la hora de invertir en Bitcoins o invertir en otras criptomonedas, sea cual sea, hay que estar al tanto de una serie de cuestiones, y esto es porque, aunque operar con criptomonedas no es necesariamente complicado, sí es algo que, de cierto modo, tiene un protocolo.

¿Cómo operar con criptomonedas?

Se puede decir que para operar con criptomonedas, hay una serie de pasos o etapas que hay que completar con el fin de entrar al mercado de las finanzas virtuales. Esas etapas se pueden dividir de la siguiente manera:

  • Requisito principal: billetera virtual
  • Inversión en criptomonedas
  • Transacciones

Billetera virtual

Antes de comenzar a operar con criptomonedas, cada persona debe tener unos requisitos que son pedidos en las diferentes plataformas que operan con criptodivisas.

El primer requisito es tener una billetera virtual, donde puedan entrar y salir las criptomonedas según sean las operaciones que se harán a futuro. Estas billeteras donde se guarda el dinero son confiables, pues también están encriptadas.

Las billeteras virtuales funcionan en base a criptomonedas específicas; es decir, si alguien quiere invertir en Litecoins, su billetera deberá admitir esta criptodivisa. Lo mismo pasa si se quiere invertir en Ethereum, en EOS, en DogeCoins y demás.

Operar con criptomonedas

Inversión en criptomonedas

Ahora, el siguiente paso sería invertir en criptomonedas, comenzar a hacer trading o minarlas. Lo que esto significa es que, una vez que se tiene la billetera virtual, se debe abrir una cuenta o perfil en alguna plataforma de trading, conocidas como Exchange.

En estas plataformas es donde se lleva a cabo la estimación de los valores de las criptomonedas, o, en palabras más sencillas, es donde se pueden seguir los registros históricos de las monedas virtuales para establecer un valor que estas puedan alcanzar en un futuro próximo.

Tener una Exchange asegura que cada persona tenga la libertad de analizar y estudiar los movimientos de las criptomonedas, y decidir cuándo es el mejor momento para comprar o vender, basado en los picos y en las caídas de los valores.

Transacciones

Una vez ya se tenga una cantidad deseada en los Exchange, las personas pueden pasar sus criptomonedas a sus billeteras virtuales, donde una vez esté asegurado el dinero, pueda ser utilizado para hacer la transacción que cada quien desee.

Es cierto que para mantenerse al día con el avance de la economía virtual, muchos negocios están aceptando criptomonedas como forma de pago, lo que ya las aleja de solo ser un fenómeno digital y les da peso en el mundo real. Pero esto no quita que su principal uso sea en medios digitales.

El tema de las criptomonedas puede intimidar a muchas personas, y es entendible, porque no es una inversión muy segura; si algo ha caracterizado al mercado de las criptomonedas es el hecho de ser volátil.

Pero por algo se dice que de los riesgos salen las mejores ventajas. Siempre se debe tener en cuenta que es una inversión de la cual se pueden obtener beneficios a corto plazo y, de la misma manera, los beneficios a largo plazo lucen muy fructíferos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.