7 animales extintos de esta segunda década del 2000

La segunda década del siglo XXI ya tiene su propia lista de animales extintos. La ciencia prevé que la desaparición de especies animales aumente en el futuro cercano. Los científicos están alarmados por el posible comienzo de una era de extinción masiva de especies animales en todo el planeta.

La desaparición masiva sería producto, principalmente, de la destrucción de hábitats animales por culpa del impacto de la acción humana, no por causa de fenómenos naturales.

En 2019, un informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES),reveló que la tasa de extinción se está acelerando como nunca antes. Alrededor de un millón de especies animales y vegetales enfrentan riesgo de extinción en las próximas décadas, si no se toman medidas urgentes.

7 animales extintos en la segunda década del 2000.

1. Rinoceronte negro de África Occidental

El rinoceronte negro de África Occidental (Diceros bicornis longipes) fue declarado extinto en 2011 por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Esta agencia es la red ambiental más grande y diversa del mundo y la principal autoridad mundial sobre el estado de la naturaleza y los recursos naturales.

La caza furtiva fue la causa de la extinción del rinoceronte negro de África. Fue blanco de la caza para obtener los cuernos que eran apetecidos en países como China, donde se creía que tenían propiedades afrodisíacas.

En el siglo pasado se tomaron medidas de conservación que dieron como resultado un aumento de la población. Pero, entrado el siglo XXI, de nuevo la acción de los cazadores furtivos determinó la aniquilación de esta subespecie de rinoceronte. El rinoceronte negro vivió en la sabana africana del centro-oeste del continente.

2. Tortuga gigante de Pinta

El Solitario George fue el último ejemplar conocido de la tortuga gigante de Pinta (Chelonoidis abingdonii), endémica de las islas Galápagos (Ecuador). George tenía más de 100 años de vida cuando falleció en 2012. Cuatro años después se decretó la extinción de la especie al comprobarse que no existían más ejemplares vivos de la tortuga gigante de Pinta.

La causa de la extinción de la tortuga gigante de Pinta fue la acción humana. En los siglos XVIII y XIX, las tortugas fueron cazadas por los piratas para comérselas. Acabaron con 300 mil ejemplares y además introdujeron a su hábitat animales que las depredaron. Esta especie también es conocida como Tortuga de Abingdon.

3. Puma del este de Norteamérica

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos declaró en 2018 oficialmente extinto al puma del este norteamericano (Puma concolor couguar).

El felino, también conocido como gato fantasma, fue diezmado por cazadores furtivos probablemente hace 80 años, pero hasta 2018 permaneció en la lista de especies en peligro.

El puma del este habitó los estados nororientales de Estados Unidos y su alimento principal era el ciervo, hoy también casi desaparecido de la zona. Aunque asociaciones de conservación del animal no estuvieron de acuerdo con declararlo extinto, se considera casi imposible que haya podido sobrevivir sin poder contar con alimento. Por si fuera poco, el último avistamiento certificado ocurrió en 1938.

La destrucción del hábitat del puma oriental a manos del ser humano fue la causa de su inclusión en la lista de animales extintos.

4. Delfín chino de río

El baiji o delfín chino de río (Lipotes vexillifer) es otro de los animales extintos de la segunda década del 2000. Su extinción fue declarada por la UICN en 2017. Fue endémico del río Yangtze, uno de los más extensos de China, y fue la primera especie de delfín en extinguirse. Era de color azul claro, excepto la parte baja del cuerpo que era blanca.

El baiji se extinguió porque su hábitat natural fue afectado por el avance las poblaciones hacia las riberas del río. La contaminación y las represas construidas en el Yangtze contribuyeron igualmente con su aniquilación.

5. Murciélago de la isla de Navidad

El murciélago de la isla de Navidad (Pipistrellus murrayi) habitó esta zona de Australia hasta 2017 cuando fue declarada su extinción por la UICN.

En los años ochenta era común verlo en la isla, pero su población descendió de manera drástica, tanto que en 2009 apenas sobrevivían 20 individuos. El último avistamiento fue reportado también ese año. Se hicieron esfuerzos por hallarlo en los años siguientes, pero fueron en vano, y finalmente se decretó su desaparición.

No están claras las causas de la extinción del murciélago, pero de nuevo la acción del hombre es sospechosa. Es bastante probable que la alteración de su hábitat por el ser humano, haya contribuido a que pasara a integrar el grupo de animales extintos. Otra causa probable es la acción de especies invasoras como la hormiga loca amarilla.

6. Molusco Islamia ateni

El molusco Islamia ateni fue decretado como especie extinta por la UICN en el año 2011. El pequeño molusco tenía como hábitat las aguas cargadas de azufre del Balneario de San Vicente, en Lérida, España, construido alrededor de una fuente de aguas termales.

Su concha apenas tenía 1,75 milímetros de altura. Se cree que entre las causas de su extinción están la alteración de su ecosistema por construcción de infraestructuras, y la canalización del agua para el balneario.  

7.  Caracol hawaiano

El caracol hawaiano (Achatinella apexfulva) fue la primera especie que pasó a engrosar la lista de animales extintos en 2019. El último ejemplar de este caracol terrestre vivía en cautiverio en la Universidad de Hawai, se llamaba George y tenía catorce años. Lo nombraron George en honor al Solitario George de las islas Galápagos.

George nació y vivió en cautiverio. En 1997 investigadores recolectaron en la isla de O’ahu los diez últimos ejemplares conocidos de la especie. Fue un intento por preservar al caracol que no tuvo los resultados deseados porque toda la descendencia obtenida de ese grupo falleció, a excepción de George. Un trozo de su piel fue congelado a la espera de que los avances científicos puedan revivir al caracol hawaiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.